Agencia de Noticias Legislativas de Argentina. redaccion@recintonet.com.ar


Parana, La comuna lanza hoy la campaña de concientización sobre el uso obligatorio de los cascos en motos

Hoy, a las 10, en el Teatro 3 de Febrero la Municipalidad de Paraná lanzará oficialmente una campaña de concientización sobre el uso obligatorio de cascos para motociclistas y sus acompañantes.

La campaña Mirate, diagramada por las áreas de Comunicación y de Tránsito en forma conjunta e interdisciplinaria con la sociedad civil, “permite tener una visión integradora de la problemática para encarar las acciones necesarias que apunten a disminuir los accidentes de motos en la ciudad”.

Juan Enrique Ríos, subsecretario de Gestión Pública, luego de participar de una reunión de coordinación explicó que “se trabaja con el objetivo de romper viejos mitos que refieren a la afectación de la visión, audición o lesiones en cuello por el uso del casco. “De esta manera apuntamos a la toma de conciencia de los conductores respecto de la protección de la cabeza”, aseguró el funcionario quien además destacó la importancia de la participación de organizaciones.

En ese sentido, especificó que los controles que llevará adelante el área de Transito se regirán, fundamentalmente, por la Ley Nacional de Tránsito y Transporte Vial 24.449 que, para el caso de las motos, establece el uso de casco para sólo dos ocupantes por moto y velocidades máximas, entre otras y la Ordenanza N° 8.724 que prohíbe transportar menores de 8 años.

Desde la Subsecretaría de Comunicación de la Comuna, se prevé articular tareas con los establecimientos educativos, los afiliados a diversos sindicatos, empleados de comercio y estudiantes, entre otros, para comprometer de manera participativa a todos los actores involucrados en el uso de este medio de transporte tan frecuente en Paraná. “La seguridad vial tiene que ser abordada de forma integral y no solo puede limitarse a la intervención del estado municipal, es una tarea que nos involucra y responsabiliza a todos”, enfatizó Ríos.

Según las estadísticas, los accidentes en motos o ciclomotores indican un promedio mensual de entre tres y cinco personas internadas con trauma encéfalo craneano grave (TEC) en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital San Martín. En un 50% de esos casos, el paciente muere. Los datos, suministrados por el doctor Guillermo Grieve junto a su equipo –responsable de los servicios de Terapia intensiva del Hospital San Martín y la Unidad de Cuidados Intensivos del Sanatorio La Entrerriana– significan una proyección de entre 20 a 25 muertes por año en la ciudad de Paraná.

Algunas normas en análisis
A la espera de esta campaña el Concejo Deliberante de Paraná pospuso el tratamiento de un proyecto de ordenanza que regulará el uso de cascos para motociclistas homologados según normas y certificación de calidad IRAM. La propuesta, presentada por los concejales Agustín Díaz y Gabriel Molina se complementa con otra que propone modificar el artículo 1º de la ordenanza 8.724, cambio por el cual se incrementaría de 8 a 10 años la edad para el transporte de menores en motovehículos y bicicletas.

Por otra parte, las comisiones de Transporte y Comercio de la Cámara de Diputados de la Nación un proyecto para modificar el inciso “i” del artículo 29 de la Ley Nacional 24.449, de Tránsito que establece las condiciones de seguridad en la circulación. El texto original establece que las motocicletas deben estar equipadas con casco antes de ser libradas a la circulación. La modificación propuesta por el diputado Eduardo Galantini, en mayo del año pasado y vuelto a ingresar en junio de este año, indica que cada motocicleta liberada a la circulación deberá contar con dos cascos certificados por norma de seguridad IRAM-AITA-3621/02 (Instituto Argentino de Normalización y Certificación y Asociación de Ingenieros y Técnicos del Automotor).

“La responsabilidad estará a cargo del agente comercializador de las mismas frente al usuario final y la documentación que genere evidencia de la entrega será la descripción de dicha entrega en el documento de venta”.

En sus fundamentos el legislador indica que el empleo de cascos prevenir lesiones en la cabeza que puedan ser terminales, o bien dejar serias consecuencias estéticas o funcionales, a la vez que señala que, una de las principales causas de lesiones en accidentes de tránsito en Argentina, es la no utilización de cascos en motos, ciclomotores y bicicletas junto al exceso de velocidad, ingestión de alcohol, conducción con fatiga, falta de uso del cinturón de seguridad, no respeto a las normas vigentes, junto a una gran diversidad de irregularidades al volante”.

Según investigaciones recogidas por el proyecto una caída desde un vehículo a 30 kilómetros por hora es como caer de un tercer piso; a 70 de un sexto piso y a 90 equivale a una caída desde un décimo piso. Los motociclistas que usan el casco tienen un 73% menos de mortalidad que los que no lo usan y un 85% menos de lesiones graves.

Entre otros datos se menciona además que, la posibilidad de un accidente mortal para el usuario de una motocicleta, es 13 veces mayor que para el conductor de un automóvil.

Los estudios mencionados indican que “el casco disipa la energía del golpe en la superficie mayor evitando que se concentre en un espacio menor, al llegar al cráneo. Por el mismo efecto absorbe parte de la energía del impacto, llegando menor cantidad a la cabeza, protege contra la abrasión (raspaduras) y disminuye la velocidad de penetración de la fuerza (amortiguación). También resiste y evita la penetración de elementos agudos o cortantes y protege a los usuarios de objetos como piedras, insectos u otro elemento que pueda pegar en el rostro y lesionar o dejar sin visión al conductor o su acompañante.

Homologación IRAM

Según el Instituto Argentino de Normalización y Certificación, en el mercado existen básicamente dos tipos de cascos, el de competición utilizado para carreras y pruebas y largo s viajes en ruta y el de turista, utilizados en zonas urbanas. En ambos casos estos productos deben estar homologados, debiéndose exigir el sello IRAM, que establece que el mismo, responde a la norma de control de calidad correspondiente.

En tanto, la norma IRAM 3621/02, fija condiciones de audición y ventilación para los cascos, correcta visualización lateral, así como de conformación de arnés, barbijo, relleno amortiguador, prensanuca y acolchado a la altura de corona y visera. Respecto a la copa envolvente, establece su lisura y la forma redondeada de los remates de los roblones, instando al empleo de colores claros y brillantes y la incorporación frontal y posterior de material retrorreflectante, para una mejor visualización nocturna del motociclista. Finalmente IRAM 3621 establece que los cascos no deberán transmitir más del 15% de un impacto y deberán tener un peso mínimo de 700 gramos para el tipo turista y 800 para los de competencias.(RN)

http://www.recintonet.com.ar/nota/6868/La-comuna-lanza-hoy-la-campana-de-concientizacion-sobre-el-uso-obligatorio-de-los-cascos-en-motos.html




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.